Lentes progresivas


Las lentes progresivas son una buena solución para aquellas personas que no quieren utilizar lentes bifocales por una cuestión estética (no les gusta la línea divisoria en la lente que marca las graduaciones distintas). Las lentes progresivas también permiten varias graduaciones en una única lente además tienen un periodo de adaptación más rápido que las lentes bifocales, ya que las líneas divisorias entre lentes no están marcadas.

Acostumbrarse a ellas es más sencillo y hay algunos ejercicios que ayudan a esta adaptación. El ejercicio más habitual es apuntar con la nariz al objeto que se quiere ver. De manera automática los ojos se alinean para mirar correctamente, sin borrones. En general, el período de adaptación a las lentes progresivas es de unos 7 días.

Las lentes progresivas le dan a uno la comodidad de utilizar unas únicas gafas graduadas que abarquen todas las distancias. La visión con lentes progresivas tiene la ventaja de no tener los altos contrastes de imagen (que sí se dan con las lentes bifocales, cuando se pasa de una lente a otra).


Marqués de Corbera, 54
28017 Madrid
Telf: 91 405 02 40

M.ª Teresa Sáez de Heredia, 53
28017 Madrid
Telf: 91 405 04 64

Ricardo Ortiz, 26
28017 Madrid
Telf: 91 355 52 84